#CartasaExtrañas De -J.L- A -O- «¡No te cases sin mí!”

1

Diciembre 26, 2019

5:23 a.eme

Querida O,

Hoy desperté de un sueño, sé que eras tu porque te recuerdo como si te hubiese visto en persona, te hubiese abrazado y te hubiese podido susurrar que me había enamorado de ti a través de nuestra correspondencia, tan lejana y cercana a la vez. También lo sé, porque alguna vez te dije que había soñado contigo, de la manera en la que tu te describías en la cartas, una chica castaña crespa, que algún día despertaría y de un arrebato se pintaría de rojizo el cabello, los crespos se extenderían en un rebote que juega con el sol y bailarían en medio de un compás en un día grisáceo, de esos que tanto te gustan.

Sabía que eras tu, porque cuando te vi en el sueño, sentí ganas de abrazarte, las mismas ansias que tuve una vez en una carta en la que intenté decirte que aunque estuvieras lejísimos siempre podrías recurrir a mí y te supliqué ponernos una cita en la Ciudad Gris, o si era necesario yo iría a ese Puerto que cambiaba de rumbo con el viento.

Es urgente que me leas, esta podría ser más bien una carta express, de esas que llegan como telegramas, anunciando reencuentros en vez de despedidas. Buenas noticias en vez de adioses de citas que nunca llegaron a ser. -O- nos acostumbramos tantos a nuestras eternidades hechas frases y deseos en la correspondencia, que cuando quisimos vernos, entraste en pánico:

-O- hay una bahía que dista entre la esperanza y el olvido, es como esa canción que dice algo así como que te he soñado tantas veces, entre un párrafo tuyo que se ahogaba entre versos selváticos y unas líneas disonantes que te llegaban con dibujos hechos mamarrachos que te enviaba para que no te sintieras tan sola.

El sueño fue una tonada alegre que se desvanecía en un abrazo que no te pude dar, en el sueños estábamos a un centímetro, tu sonrisa dibujaba la emoción contenida de todos estos años, yo sé que tú también me soñaste y escribiste sobre mí, antes de conocerme. Tu risa me envolvió en un cálido vaivén, parecía levitar a tu lado, verte me hizo muy feliz. En un salto onírico, me llevaste a un cajón lleno de nuestras cartas, clasificadas por fechas y dobleces y arrugas, de esas que padecen las cartas y los sobres a lo largo del tiempo, me mostraste una especie de USB o algo parecido (en esa época creo que no teníamos aún esa tecnología) y me decís que mi música rara te había acompañado muchas noches en vela, mientras veías el mapa que surcaban las hormigas hacia una grieta que bordeaba la lámpara de la habitación.

De repente, el sueño parecía rebobinarse, habíamos soñado vernos y tocarnos, sobre todo en los días raros de mucho calor en el lugar donde estabas, el río cantaba a lo lejos y eso lo describías en los fragmentos de relatos que me enviabas acerca de las personas que te cruzabas, yo quería ser esas personas, recordé una en particular, creo que era una bruja que te había dicho que aún no habías conocido a esa persona que sería tu pareja, eso me había sonado a mala noticia, lo que esa bruja no sabía era que yo seguiría queriéndote y deseándote lo mejor, aún de lejos, aún sin saber de ti en todo este tiempo.

Caímos en un tobogán de nubes, y me presentaste a un sujeto que se parecía a Pernett, un poco más moreno, me dió la mano, nos caímos bien, y supe que te habías casado, mi visión se nubló, ¡Intenté despertarme!  No pude hacerlo. No tenías ningún anillo, ¿era una mala pasada? El sueño se repitió, en un loop musical, en el que volvíamos a estar a solas, tu feliz de verme, de estar conmigo, pero aún no te podía abrazar. Algo adentro se rompió y el crujir me despertó.

¡Me desperté! pensando:

¿Por qué nunca me buscaste?

¿por qué no lo intentaste conmigo?

P. D. Me desperté y te escribí de inmediato, aunque sé que no llegará a su destino, sólo quería decirte: ¡No te cases sin mí!

Sinceramente y con mucho amor,

J.L.

 

***

P. D. 1: J.L escribe esta carta después de haberse despertado en un sueño que tuvo con -O-

P. D. 2: Para no perderte el hilo conductor de todas las cartas, sigue nuestro MAPA y lee el post: ORIGEN, unahistoria extraordinaria para que veas cómo se conocieron -O- y -J.L.-

***

P. D. 3: Si quieres participar en la cartas abiertas de J.L y Juliana, sigue toda la correspondencia en: @cartasaextranas

9

Un comentario en “#CartasaExtrañas De -J.L- A -O- «¡No te cases sin mí!”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.